La Sociedad Española para el estudio de la Obesidad (SEEDO) celebró la semana pasada un importante congreso en Vigo. En él lanzó la propuesta de hacer ejercicio en las empresas por ley. Hoy en Novasalud os explicamos la base científica de esta interesante propuesta.

Propuesta de hacer ejercicio en las empresas por ley en España

Aunque en nuestro país es una idea novedosa, la realidad es que se trata una medida que se aplica desde hace tiempo en diferentes países del mundo.

Por ejemplo, existen empresas en Suecia en las que por obligación sus empleados tienen que realizar un tiempo mínimo de ejercicio semanal.

propuesta de ejercicio en las empresas por ley

Propuesta de ejercicio en las empresas por ley

Un país sedentario

En España gozamos de un clima envidiado por gran parte de Europa. Esto podría ser un factor que animase a los ciudadanos a echarse a la calle para realizar ejercicio.

Sin embargo, somos una sociedad bastante sedentaria. Algunos por pereza, otros por falta de tiempo. La cuestión es que no realizamos el suficiente ejercicio físico.

Beneficios del ejercicio físico

Realizar ejercicio físico trae consigo numerosas ventajas. Por una parte, mejora el estado físico general. Los músculos se tonifican y las articulaciones se mantienen flexibles.

Por otra parte, las defensas se incrementan. Los deportistas presentan mayor resistencia ante las enfermedades.

Por último, pero no menos importante, al realizar deporte nuestro cuerpo libera hormonas que nos hacen sentir bien. Entre ellas, están las endorfinas, la dopamina y la serotonina. Esta liberación ayuda a liberar el estrés y a conseguir un estado de bienestar general.

Además, es adictivo. Cuando el cuerpo se siente bien, de alguna manera pide mantener ese ejercicio que tantos beneficios le aporta.

El deporte aplicado a la economía empresarial

La ecuación es sencilla. Si en una empresa sus trabajadores hacen deporte de manera regular, mejoran su bienestar, repercutiendo en mejoras en los resultados económicos.

Primeramente, los trabajadores aumentan su resistencia ante enfermedades. Esto tiene como consecuencia directa menos bajas laborales por enfermedad.

Después, se liberan del estrés y nerviosismo. Está demostrado que el ejercicio ayuda a eliminar las tensiones físicas y laborales. Como consecuencia, los trabajadores menos estresados se concentran mejor y tienen mayor rendimiento.

Finalmente, las actividades físicas se pueden realizar en equipo, o conjuntamente con otros trabajadores de la empresa. Esto fomenta las relaciones interpersonales y mejora el compañerismo.

Formas de implementar el ejercicio físico en las empresas

Ante esta posible propuesta de hacer ejercicio en las empresas por ley, hay que pensar en cómo poder llevarlo a cabo.

La idea principal es que los trabajadores realicen ejercicio físico durante su jornada laboral. Dedicar un tiempo específico semanal para hacerlo ayuda a los empleados a desconectar y retomar fuerzas.

Es importante recalcar que realizar estas actividades durante la jornada laboral es una inversión que reportará a la empresa beneficios mayores que el tiempo empleado en ellas. El bienestar físico y psicológico de los empleados se traduce en una mejora de la productividad.

Para conseguirlo existen diferentes alternativas viables, siempre bajo la constante supervisión de profesionales de la Actividad Física y el Deporte. Ellos podrán ofrecer actividades variadas, acorde a los gustos y condición física de los trabajadores, evitando lesiones innecesarias.

Una buena manera de conseguirlo es a través de las pausas activas. En ellas, se realizan una serie de estiramientos y ejercicios beneficiosos para la salud. El cuerpo sale de su estado de reposo para comenzar a moverse.

Al ejercitar músculos y articulaciones, la sangre fluye desentumeciendo el cuerpo y  logrando reducir la fatiga. Tiene la ventaja de que cada empleado se puede planificar sus propias pausas, o también se pueden realizar de manera conjunta.

Además de estas pausas activas, se pueden preparar sesiones conjuntas de estiramientos, pilates o yoga, aptos para todos los niveles. Son actividades accesibles para todos, independientemente del estado físico de cada trabajador.

Por otro lado, se pueden incluir clases de zumba, baile, spinning, aerobic, etc.

En caso de que la empresa no disponga de un espacio para ello, siempre pueden llevar a los empleados a un lugar acondicionado a tal fin, como un gimnasio o polideportivo cercano.

Otra alternativa interesante son las caminatas saludables, clubs de running y gimkanas deportivas que organizan algunas empresas para sus empleados y familiares. Se convierten en una especie de “family days”, en los que además de interactuar con las familias de sus compañeros, hacen deporte en grupo.

Otras actividades de refuerzo deportivo fuera del horario laboral

Para reforzar lo logrado con la propuesta de hacer ejercicio en las empresas por ley, hay empresas que ofrecen actividades adicionales para sus empleados.

Por ejemplo, hay empresas que han montado gimnasios para sus empleados en sus instalaciones. Ofrecerles el acceso al mismo de manera gratuita, puede motivarles a realizar ejercicio fuera del horario laboral.

Es una comodidad añadida que antes de comenzar a trabajar o justo después de terminar, puedan utilizar el gimnasio sin moverse del edificio.

Hay que tener en cuenta que algunas empresas no disponen de ese espacio libre, por lo que buscan otras alternativas. Una de ellas es regalar a los empleados abonos a gimnasios.

Así, para aquellos empleados que viajan a menudo, existen tarjetas de redes de gimnasios presentes en las principales ciudades del mundo. De este modo, estar de viaje no implica descuidar la rutina diaria de ejercicio.

También funcionan propuestas motivadoras como aquellas que gratifican económicamente a los empleados que van en bicicleta o caminando hasta el trabajo. El trabajador se gana un sobresueldo a la vez que se cuida, y por qué no, cuida del medio ambiente.

Conclusión

Estas son solo algunas pinceladas de las miles de ideas diferentes que se podrían aplicar para introducir el ejercicio físico en las empresas españolas ante una posible propuesta de hacer ejercicio en las empresas por ley.

Desde Novasalud apoyamos este tipo de medidas que mejoran el bienestar general. Eso sí, siempre con un control médico adecuado para evitar sobresfuerzos y lesiones innecesarias.

En Novasalud nos encargamos de su bienestar y salud general. Por eso, mientras se aprueba y no esta saludable propuesta, puede contactar con nosotros para empezar desde ahora mismo a cuidar su salud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *