día de la salud prostática

Día de la Salud Prostática

Cada 15 de septiembre se celebra el Día de la Salud Prostática. Esta fecha tiene como objetivo concienciar a la población de la importancia de la prevención para evitar problemas de próstata.

Qué es la próstata

La próstata es una glándula presente exclusivamente en los hombres. Tiene el tamaño aproximado de una nuez y se sitúa debajo de la vejiga, frente al recto.

La función de la próstata es la secreción de parte del líquido seminal, para proteger y nutrir los espermatozoides. En otras palabras, podría decirse que sirve para dar calidad al semen. El líquido se expulsa a través de la uretra durante la eyaculación.

Por tal motivo, es una glándula necesaria para la actividad sexual normal y reproductiva de los hombres.

La próstata crece con el paso de los años

La próstata aumenta de tamaño con el paso de los años. Al estar ubicada junto a la vejiga, su crecimiento puede oprimir la uretra y causar problemas en la función urinaria.

Este es uno de los primeros síntomas para detectar problemas prostáticos, más frecuentes en hombres mayores de 50 años.

Síntomas de los problemas de próstata

Conocer los síntomas de los posibles problemas de próstata es una de las misiones del Día de la Salud Prostática.

El primero de las señales de alerta es la alteración de la micción. Pueden presentarse síntomas como dificultad o retardo al orinar, poco caudal de orina, micción intermitente prolongada, presencia de goteo posterior, aumento de la frecuencia y necesidad de orinar y sensación de no vaciar al completo la vejiga.

Muchos de los hombres necesitan levantarse varias veces a orinar por la noche para aliviar las molestias.

No obstante, los síntomas son muy variables para cada individuo. Por eso, ante cualquier irregularidad es mejor acudir al médico para descartar cualquier problema.

Factores de riesgo

Uno de los factores de riesgo es la edad. Los hombres que mayor índice de problemas prostáticos presentan suelen superar los 55 años, aumentando la incidencia a la vez que aumenta la edad.

Esto no quiere decir que no puedan presentarse en hombres más jóvenes, ni tampoco que necesariamente deban presentarse en hombres más mayores.

Por otra parte, es estilo de vida puede ser un gran condicionante. Un consumo excesivo de alcohol o tabaco, sumado a una vida sendentaria, pueden acelerar la aparición de problemas de salud.

Problemas en la próstata

Cuando se habla de problemas en la próstata, la primera asociación es con cáncer de próstata. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

La HBP o Hiperplasia Benigna de Próstata es uno de los problemas más habituales. Se trata de un agrandamiento de la próstata, que puede tratarse con fármacos con el fin de paliar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Su detección precoz se realiza mediante una serie de pruebas y previenen complicaciones mayores como el cáncer de próstata. Solamente en casos avanzados se requiere la cirugía, que puede realizarse con métodos como el láser verde.

Otros problemas frecuentes en la próstata son las protatitis. Se trata de inflamaciones de la próstata que suelen proceder, generalmente, de procesos infecciosos.

El caso más grave de problemas prostáticos es, sin duda, el cáncer de próstata. Es considerado como el enemigo silencioso de los hombres porque puede desarrollarse durante años de manera asintomática. De este modo, cuando los síntomas aparecen, puede presentarse ya en estado avanzado.

La prevención es la clave

El Día de la Salud Prostática recalca la importancia de la prevención. Además de acudir al especialista al detectar cualquiera de los síntomas, todos los hombres deberían realizarse revisiones periódicas a partir de los 50 años.

La edad se reduce a los 45 años en caso de varones con familiares directos menores de 65 años que han sido diagnosticados con cáncer de próstata.

A través de unas pocas pruebas se pueden prevenir o detectar problemas graves de próstata, mejorando así la calidad de vida del paciente.

Expertos de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) advierten de que uno de los grandes problemas reside en la dificultad de muchos hombres por reconocer que pueden tener un problema de salud. Esto merma su calidad de vida a la vez que aumenta los riesgos para ellos.

Desde Novasalud recordamos que todos los hombres deben concienciarse de la importancia de preservar su salud y realizar las revisiones periódicas pertinentes. ¡Fuera tabús en la salud!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *