evitar malos habitos en veranoRenuncia a los malos hábitos en verano

Estamos en plena época estival y nos apetece relajarnos en cuerpo y mente. Pero esta relajación no implica dejar de lado los buenos hábitos que hemos seguido durante el resto del año. Para poder mantenernos sanos, hoy en Novasalud, os explicamos por qué renunciar a los malos hábitos en verano.

Come bien fuera de casa

Con la llegada del calor, apetece salir más a comer y a cenar. Esto puede provocar que descuidemos la dieta. No se trata de contar calorías, sino de comer con responsabilidad.

Si normalmente comes o cenas de manera equilibrada, lo ideal es seguir haciéndolo fuera de casa. Olvídate de grasas, las salsas, los dulces hipercalóricos y el alcohol. Y si no puedes prescindir de ellos, por lo menos, tómalos de manera moderada.

Estos alimentos aportan calorías vacías, no son nutritivos y sin embargo tienen consecuencias negativas para la salud. Por ejemplo, tomar demasiadas grasas fomenta la aparición del colesterol.

Opta por comidas ligeras, ricas en frutas y verduras, que te saciarán sin perjudicarte.

Olvídate del tabaco

Otra de las cosas que suele suceder en verano es el aumento de consumo de tabaco. Durante las reuniones y eventos sociales los fumadores buscan su hueco para compartir sus ratos con el cigarrillo.

El problema es que el buen tiempo incita a estar en la calle, facilitando esos momentos de “escape” de los lugares donde no se permite fumar. Estar a gusto y en buena compañía empeora la situación, ya que muchas personas tienden a fumar de manera compulsiva, encadenando un cigarro tras otro.

Si tienes mucha ansiedad por el tabaco, consulta a tu médico, te dará las herramientas para sobrellevar la situación sin perjudicar tanto tu salud. O mejor aún, ¡plantéate dejar de fumar! En Novasalud disponemos de programas especiales para ayudarte.

Sigue practicando ejercicio en verano

Sabemos que con el calor da más pereza practicar determinados ejercicios. Pero piensa que el sedentarismo es uno de los malos hábitos en verano.

Por eso, planifícate para poder mantenerte activo en verano. Hay horas del día en las que las temperaturas son más frescas, perfectas para salir a correr o andar.

Si te gusta nadar, estás de suerte, porque es en verano cuando más facilidades tienes para practicar este completo deporte.

En caso de no tener la playa cerca, busca una piscina municipal que reúna las condiciones idóneas y sácate el abono para el verano. Te mantendrás activo, en forma y además desconectarás de la rutina. Por otra parte, la natación produce mucho menos impacto que otros deportes, siendo a la vez muy completo.

Cuida la hidratación

Uno de los malos hábitos en verano es descuidar la hidratación. El agua es la mejor fuente para mantener nuestro cuerpo hidratado sin añadir calorías a la dieta.

Evita las bebidas azucaradas y el alcohol, pues ambos aportan muchas calorías vacías y no calman la sed tanto como el agua.

Si te cansas del agua, prueba añadiendo unas gotas de frutas cítricas o alguna especia. El pepino y el apio también son buenas opciones para cambiar el sabor del agua y mantenernos bien hidratados.

Descansa las horas necesarias

El verano está para disfrutar, pero también para descansar. El sol, el agua y una vida social agitada nos agotan.

Por eso, nuestro cuerpo necesita descansar las horas necesarias para recuperar energías. Intenta dormir al menos 7-8 horas cada día para mantener tus niveles de energía y bienestar.

Un buen descanso refuerza nuestro sistema inmunitario y nos ayuda a mejorar el estado de ánimo.

En tus manos está evitar los malos hábitos en verano. Desde Novasalud nos preocupamos por ti y te ayudamos a vivir de manera más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *