Día Mundial de la Lepra

Día Mundial de la Lepra 2020

El último domingo de cada mes de enero se conmemora el Día Mundial de la Lepra. Aunque a muchas personas les pudiera parecer una enfermedad del pasado, la realidad es que todavía hay zonas del mundo en las que la lepra es una realidad. Hoy en Novasalud hacemos un breve repaso sobre la enfermedad y cómo se piensa erradicar la lepra.

Qué es la lepra

Según la OMS la lepra es una enfermedad infecciosa crónica que causa el bacilo Mycobacterium leprae.

Aunque lo que más se conoce es la forma en la que afecta a la piel, también las mucosas de las vías respiratorias altas, los ojos y los nervios periféricos sufren con la enfermedad.

La lepra a lo largo de la historia

La lepra se encuentra presente en documentos de civilizaciones antiguas bajo diferentes nombres. Desde sus inicios, los enfermos de lepra han sufrido una gran estigmatización por los efectos visibles de su dolencia.

En la década de los 40 se desarrolló un tratamiento de larga duración basado en la dapsona. Sin embargo, años más tarde el bacilo comenzó a presentar resistencia y tuvieron que investigarse nuevas maneras de combatir la enfermedad.

En los años 60 se descubrieron nuevos tratamientos como la clofazimina y la rifampicina, que pasaron a formar parte del TMM (tratamiento mutimedicamentoso). Estos dos fármacos, junto a la dapsona fueron la combinación recomendada por la OMS para luchar contra la enfermedad.

Actualmente, el tratamiento de la lepra es gratuito, gracias a la financiación de diferentes fuentes privadas. Cuando se detecta en las primeras fases de la enfermedad, la lepra puede llegar a curarse.

El futuro según la OMS y como erradicar la lepra

El Día Mundial de la Lepra sirve para visibilizar la enfermedad y los esfuerzos que se están realizando actualmente para combatirla y erradicarla. También es fundamental la misión de evitar las discapacidades que la lepra genera, especialmente en la población infantil.

En 2016 la OMS presentó una Estrategia mundial para la lepra, que se extendería hasta 2020, centrada en tres flancos.

La primera misión es conseguir que los gobiernos se impliquen y comprometan en la lucha contra la enfermedad. Para conseguirlo, se busca la coordinación las acciones a desarrollar y fomentando la investigación de la misma.

Por otro lado, la OMS busca mejorar la prevención, detección y tratamiento de la lepra.

Finalmente, el último enfoque de la estrategia mundial se centra en los enfermos. Es decir, en su inclusión en la sociedad, la mejora de los recursos para su rehabilitación y la lucha contra la discriminación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *