día mundial del ictusDía Mundial del Ictus

Hoy 29 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad cerebrovascular que se calcula que sufrirá uno de cada seis españoles en algún momento de su vida.

El ictus es un más frecuente de lo que mucha gente puede imaginar. De hecho, actualmente en España se producen unos 120.000 casos anuales. Tanto es así que el ictus se ha convertido en la primera causa de muerte entre mujeres españolas y la segunda entre los hombres.

¿Qué es el ictus?

El ictus también es conocido como Accidente Cerebro Vascular (ACV). Se trata de una enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro.

Puede ser causado por la obstrucción o rotura de un vaso sanguíneo, o por ambas a la vez. A consecuencia de esto, no llega suficiente sangre al cerebro, provocando daños en las células nerviosas, que pueden dejar de funcionar.

Factores de riesgo en el ictus

La gran mayoría de los casos de ictus se dan en personas mayores de 55 años. Aunque no es una causa en sí misma, sí es un factor de riesgo, ya que las posibilidades de sufrir un ictus aumentan con la edad. Aun así, en los últimos años ha crecido el número de casos de ictus en menores de 65 años, alcanzando ya el 25% del total.

Por otro lado, la herencia familiar también juega un papel importante. Está demostrado que las personas con antecedentes familiares de ictus tienen más probabilidades de sufrirlo.

Asimismo, las personas que ya han sufrido un primer ictus, tienen más papeletas de volver a padecerlo.

Podemos ayudar a prevenir un ictus

Los puntos anteriores son cuestiones que no pueden controlarse. Sin embargo, hay ciertas cosas que sí podemos hacer para prevenir un ictus.

Tanto es así, que se calcula que con una correcta prevención podrían evitarse entre el 80 y el 90% de los casos.

Entre las pautas que podemos seguir para prevenirlo están:

  • Evitar el tabaco.
  • Controlar la presión arterial.
  • Reducir la ingesta de alcohol.
  • Controlar el sobrepeso.
  • Llevar una vida sana y activa.
  • Mantener una dieta equilibrada rica en frutas y verduras.
  • Controlar los niveles de colesterol.
  • Mantener controlada la diabetes.
  • Controlar las afecciones cardíacas.

Síntomas del ictus

Uno de los objetivos del Día Mundial del Ictus es acercar a toda la población a los síntomas que presenta la enfermedad.

Entre los más importantes destacan:

  • Debilidad, pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo (cara, piernas o brazos).
  • Visión doble o alteración en la vista en uno de los ojos o en ambos.
  • Sensación de mareos o vértigos.
  • Dolor de cabeza fuerte y repentino.
  • Alteraciones en el habla y/o la audición y en la capacidad de entendimiento.
  • Pérdida de equilibrio y estabilidad.

Qué hacer ante un posible ictus

El primer paso debe ser siempre avisar a los servicios sanitarios (112), explicando los síntomas de la manera más detallada posible.

Mientras llegan, se debe acompañar  a la persona afectada en todo momento, controlando que respira adecuadamente, y acomodándole de manera segura. Para ello, podemos tumbarla con la cabeza y los hombros un poco levantados.

Si pierde la consciencia, la colocaremos de lado en la posición de seguridad. Nunca le daremos de comer o beber, ni le forzaremos a moverse. Bajo ningún concepto se le administrarán medicamentos.

Es fundamental vigilarla hasta que lleguen los sanitarios, que tomarán las medidas oportunas.

Posibles secuelas del ictus

La detección temprana de un ictus es fundamental para un tratamiento inmediato, logrando en muchos casos la recuperación total o con muy pocas secuelas.

En los casos con mayor afección pueden presentarse diferentes discapacidades, dolores, problemas de equilibrio, trastornos cognitivos y del habla.

Por todo ello, una detección inmediata junto a un correcto tratamiento puede llegar a evitar secuelas mayores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *